Blog

Taller de composición y redacción

Escribo para invitarlos, como cada semestre, a la próxima intersemestral que impartiré en la Universidad Autónoma de Baja California (UABC). No es necesario que estén inscritos en la universidad para tomar esta materia, y es ofrecido por la Facultad de Artes de Ensenada. Veremos cuestiones tanto de redacción creativa como académica. Ya es la tercera vez que se abre el curso y las experiencias han sido sumamente nutritivas hasta el momento. Están cordialmente invitados. Los datos están en el volante, pero los reproduzco aquí:

El costo es de $1500 pesos y la duración de tres semanas, del 15 de enero al 2 de febrero. El horario es matutino, de 9 a. m. a 2 p. m. La clave de la materia es 7079. Si se desean inscribir, acudan a la Facultad de Artes extensión Ensenada, que se encuentra en la unidad Valle Dorado. El teléfono es 152-82-04 y 175-07-07 extensión 65732.

Seccion: 

Aterriza tus ideas. Elaboración de proyectos en el ámbito cultural y artístico

Como el verano pasado, tengo el gusto de invitarlos al taller "Aterriza tus ideas", donde veremos principios de redacción enfocados a los proyectos culturales. Esto por parte del Centro Estatal de las Artes Ensenada. Las clases se impartirán del 22 al 27 de noviembre de 2017, en horario de 5 a 8 p. m. El costo de recuperación es de $250 pesos. El cupo es limitado así que les sugiero que se inscriban desde ahorita. ¡Nos vemos ahí!

Seccion: 

Coco (2017)

La película de Coco es una mezcla entre Monsters Inc. (2001) y Rataouille (2007). Si quieren darse una idea más clara: reemplacen el mundo de los monstruos por el mundo de los muertos y Francia por México.

La trama gira en torno a Miguel, un niño mexicano aficionado a la música que creció en una familia de zapateros. Por un trauma del pasado, esta familia detesta y prohíbe la música. Esto es una tortura para el pequeño Miguel, cuyo máximo sueño es ser como su ídolo Ernesto de la Cruz, un cantante basado en Pedro Infante. Buscando su sueño, un día de muertos se transporta accidentalmente al mundo a donde viajan todas las personas después de morir. Su reto es regresar al mundo de los vivos, y de paso resolver el misterio de su familia.

La cinta ha sido un éxito de taquilla en México, y hasta la fecha las salas se siguen llenando. Ya tiene el récord de la película animada más vista en los primeros diez días, y los comentarios en general han sido muy positivos. Yo esperé hasta que las salas se vaciaran un poco, pero tenía espectativas muy altas. Después de todo, es una película de Pixar, y creo que pocos estudios de animación tienen sus estándares de calidad.

En cuestión técnica, no ha decepcionado: la animación es impecable, lo visual no se descuida en ningún momento. El diseño de personajes está lleno de detalles y sin duda se exigieron crear algo muy llamativo para los ojos. En este aspecto, Pixar sigue demostrando que son los reyes.

Pero la pata de palo de esta película es su carencia de originalidad. La trama es sumamente predecible y se conforma por momentos ya vistos en otras películas del mismo estudio. Recordemos cuando Miguel está en su escondite secreto. Dentro, fabricó una guitarra y pone un VHS con películas de Ernesto de la Cruz mientras toca y canta junto con él. Esta escena es idéntica a otra aparecida en WALL-E (2008), cuando el robot pone su VHS de Hello dolly! (1969) y baila junto con los personajes en pantalla.

Los protagonistas de Pixar normalmente tienen deseos de superación o ser los mejores. Desde Woody que quería ser el juguete favorito de Andy en Toy Story (1995), pasando por Sully en Monsters Inc. (2001) o Rayo McQueen en Cars (2006), a todos los mueve casi lo mismo. En este caso, Miguel quiere ser el mejor músico, y su situación es casi idéntica a la de Remy en Ratatouille (2007), en donde a su familia no le importaban los sueños de su hijo.

La trama roba demasiado de otras películas del mismo estudio, particularmente Monsters Inc. (2001) En este caso, Miguel cruza por equivocación al mundo de los muertos, de la misma forma que Boo cruza al mundo de los monstruos. En ambos casos se disfrazan para pasar desapercibidos, y se esconden del sistema burocrático que mueve al mundo fantástico para regresar a donde pertenecen. Incluso el giro sorpresivo de la trama, que no mencionaré aquí, es idéntico en ambas películas. Las escenas se repiten al dedillo y transforman a Coco en una serie de retazos con poco impacto emocional.

Quizá muchos se pregunten cómo me atrevo a afirmar esto, ya que miles de personas han llorado en la sala. Incluso, según las redes sociales, si no lloras durante el filme no tienes corazón. Yo he llorado con otras películas de Pixar, pero el mismo truco no me funcionó dos veces. Mucho menos si es reciclado tan descaradamente.

Hay encanto en la película, eso es innegable. Varias escenas, especialmente cuando interviene la música, son particularmente notable. Pero no superas, pienso yo, a otras como Toy Story 3 (2010) o Up (2009).

Muchas reseñas mencionan que México está perfectamente representado en la película, y que Pixar hizo su tarea de investigación sobre nuestra cultura. Yo cuestionaría estas afirmaciones. Para empezar, aunque nunca queda claro exactamente en qué época viven los personajes, sospecho que es en el pasado. Como mencioné, Miguel mira un VHS y en el mundo de los muertos aparece una Macintosh ochentera. México es, eminentemente, un país que vive en el pasado. Arraigado en sus tradiciones, venerando únicamente a artistas muertos y sin una visión para el futuro. Es una lectura muy estereotípica del país, aunque, admitamos, tiene algo de verdad.

A partir de Toy Story 3 (2010), la calidad de las películas de Pixar ha caído considerablemente. Actualmente se concentran más en hacer secuelas y películas formulaicas al estilo Disney. Cuando aparecieron las primeras películas del estudio, me preguntaba cuándo se equivocarían por primera vez. ¿Cuándo se acabará el torrente aparentemente ilimitado de creatividad? La respuesta la obtuve con Cars 2 (2011), que fue sumamente decepcionante y desde entonces, sus películas saben cada ves más a producto enlatado.

Seccion: 

La promoción de la lectura a través del cuento

El día de hoy inició un evento en la Facultad de Ciencias Administrativas y Sociales (FCAyS). Es la 3ra. feria de la normatividad y su tema es la promoción de la lectura. Daré una breve plática de una hora el día de mañana, a las 11 a. m. sobre el fomento a la lectura a través del cuento. Será en el aula D10 de la facultad. Estará interesante, si tienen tiempo asistan y nos vemos ahí.

Seccion: 

Summam artis perfecta

La tierra santa de la comida rápida es McDonald's. Entrar por sus arcos dorados es introducirse a la Meca de la glotonería: puras calorías puras y nada de nutritivo. Esto lo confirmará cualquiera a quien se le pregunte, a pesar de que sus sucursales estén cerrando y sus ventas vayan a la baja. Incluso aquellos que la identifican como el non-plus-ultra de la comida chatarra afirman no haber entrado por sus puertas a rendirle culto desde hace mucho tiempo.

Sus productos son asociados inmediatamente con la obesidad, la pereza, el colesterol, los transgénicos y la hipertensión. Los rumores acerca de la procedencia de su carne, y cómo las hamburguesas nunca se descomponen son de sobra conocidos. Fueron, sin duda, víctimas de su propio éxito: ¿qué tan diferentes son otras franquicias como Carl's Jr., Burguer King, KFC o Little Caesar's? Casi nada, pero poseen mejor reputación por que la mayor parte de los ataques se dirigen hacia la gigantesca eme amarilla.

Algo similar sucede con la iglesia católica. La asistencia a sus templos baja año con año, junto con su reputación. Mientras, otras variantes del cristianismo se salvan de las peores críticas y escrutinio por ser más pequeñas. ¿No existe también pederastia en otras religiones? Claro, pero solo escuchamos los casos católicos porque es un gigantesco blanco con una gran diana pintada en la espalda. Las reformas que se han intentado son menores, pero incluyen la nueva cara del papa Francisco para las viejas tradiciones de siempre.

Y así como los colores y las mascotas de McDonad’s son inconfundibles, nadie le gana a la mitología católica, con sus santos, rituales, demonios y exorcistas que funcionan tan bien para las películas de terror. ¿Se imaginan una película de terror mormona o de los testigos de Jehová? No funciona.

De la misma forma, no funciona poner a las mascotas de Jack in the box o Wendy's como símbolo del corporativismo voraz o la obesidad. No son lo suficientemente grandes y emblemáticas. Ese payaso amarillo es más terrorífico que Pennywise y es buen epítome de la hipocresía y falsedad. Te incita a autodestruirte con una sonrisa en el rostro. Con el tiempo esta asociación es tan fuerte, que McDonald’s ha intentado esconder al payaso debajo de la alfombra. Ya no aparece casi en comerciales, sus famosas estatuas sentado en bancas o recibiendo a los comensales son cada vez más escasas. La remodelación de sus sucursales las ha transformado más en cafeterías para adultos que en parques de diversiones para niños, creando un corto circuito híbrido entre la cajita feliz y un Starbucks. Las ofertas de sus hamburguesas se multiplican, pero el sabor y sus calorías siguen igual.

Propongo que ambas instituciones se unan y se ayuden mutuamente a sobrevivir. Estoy seguro que hay lugar en el neoliberalismo para una hipocresía de este calibre. Las iglesias podrías cambiar los portones y crucifijos por arcos dorados, los sacerdotes podrían consagrar las hamburguesas y la Coca Cola y entregarlas por drive thru. Ronald McDonald debería resucitar triunfalmente para seguir evangelizando. Podría invitar seductoramente a los niños a pasar a la iglesia, con su sonrisa habitual. Bailaría a la entrada de todos los templos, atrayendo a pequeños niños con el dedo. Sería la síntesis perfecta entre la edad media y el neoliberalismo.

(Texto a partir de “The glass supper” de Laura Kleeble)

Seccion: 

Entrevista en Lectofilia con Antonio León

Ahorita que tengo tiempo, les comparto esta entrevista que me realizó Antonio León para el programa Lectofilia de Radio Universidad. Este programa promueve la lectura, la literatura y con frecuencia presenta entrevistas con escritores y lectura de otros textos. La conversación giró en torno a mi accidentada y eclética trayectoria cmo escritor, así como también los proyectos en puerta. Si tienen unos quince minutitos libres, se las recomiendo y también podrían checar los otros episodios. La anexo a continuación.

Seccion: 

Llegando primero

Estoy nervioso por la nueva película de Pixar, Coco (2017). El año pasado escribí un cuento sobre el día de muertos, que permanece inédito, y en cuanto vi el cartel promocional se me activaron mil alarmas: la idea de Pixar luce muy parecida a la mía. Los meses han pasado y mis sospechas se han materializado al ver los cortos. Todavía no estoy del todo seguro, pero sospecho que la idea sumamente similar. Ahora, si publico mi cuento, todos pensarán que me inspiré en esa película y que robo ideas a industrias culturales gringas y que soy un autocolonizado.

Es más molesto todavía porque Pixar se basó en fuentes similares a las que consulté: la mitología de los muertos del pueblo Azteca entre ellas. No son los primeros en crear una obra basada en esto y seguramente no serán los mejores. Pero son los más conocidos y todo mundo tendrá esa referencia en la cabeza y será complicado luchar contra la aplanadora cultural.

Esta no es la primera vez que me sucede algo así y por tanto ya soy paranoico al respecto. Cada que escribo un texto lo tomo como papa caliente en mis manos y quiero deshacerme de él lo más pronto posible. Hace ya algunos años escribí un cuento donde un detective es decapitado por narcotraficantes, y segundos antes de morir, ya con su cabeza separada del cuerpo, reflexiona sobre su vida. Poco tiempo después, Carlos Fuentes publicó “La voluntad y la fortuna” (2008) utilizando el mismo recurso. Sigo sin leer el libro por orgullo, pero estoy seguro que Fuentes hizo una obra mucho mejor a la mía, así que no puedo competir contra ese Goliat.

De la misma forma, escribí un cuento titulado “Nieve” sobre una encantadora muchacha que vende helados y todo mundo se enamora de ella por su dulce trato. Posteriormente muchas personas me comentaron que les recordaba mucho a “500 days of summer” (2009). En esta ocasión la película apareció primero, pero a regañadientes tuve que verla cuando todos me avisaron de mi “plagio”, y si, una breve escena resume mi cuento. Otro corrió con una suerte similar, “Dulce”, sobre un muchacho que repentina comienza a despedir un aroma dulce, y las consecuencias que esto trae. Posteriormente Alejandra Rioseco, en Mexicali, me comunicó que Francisco Hinojosa ya había escrito una historia con esa premisa de nombre “Amadís de anís… Amadís de codorniz” (1993) y que gracias por participar.

Mi intuición dice que, si esto me sucede muy seguido, es porque no soy muy original. Quizá si mis ideas fueran únicas e irrepetibles podría dormir tranquilo pensando que nadie en este mundo se le ocurrirá algo similar, pero no. En narrativa sigo pensando de manera trillada, asumo yo. Y el reto será salirme más de la caja.

Mi consuelo es que no soy el único al que le ha sucedido. William Gibson comenta que tuvo que corregir gran parte de Neuromancer (1984) cuando vio Blade Runner (1982), por miedo a que le dijeran que estaba plagiando. Cuando Stanley Kubrick preparaba la película The aryan papers apareció Schlinder’s list (1993) de Spielberg y el primero abandonó el proyecto por miedo a que le dijeran que era muy poco original, algo que siempre buscó en su carrera.

En estos momentos, me agarro con todas mis fuerzas, y ruego porque Coco sea un gran fracaso y se olvide pronto para que nadie me acuse de plagio. Debo confesar que veo eso como una posibilidad muy remota. En realidad, al ver los cortos, casi no me gustó, pero ya veremos. Mi historia es negra, oscura, incluye temas que sé que Pixar no manejará. Aunque igual podría despreocuparme y seguir contando historias, sin importarme lo que digan y piensen los demás.

Seccion: 

Mother! (2017)

La película más reciente de Darren Aronofsky, Mother! (2017), intenta retomar elementos bíblicos y extrapolarlos a la vida de una pareja recién casada. Sin embargo, fracasa tan estrepitosamente en sus pretensiones que uno no sabe si burlarse de su falta de visión o darle un premio a su valentía. Parece la idea de un estudiante de preparatoria a quien se le concedió el presupuesto y los actores para hacer una película profesional.

Una pequeña confesión: me encantan las alegorías. Aunque el público promedio no las detecta, estas son muy comunes en cine. Por ejemplo, la película The birds (1960) de Alfred Hitchcock, que trata sobre el irracional ataque de aves en un pueblo pequeño, puede interpretarse como una alegoría a los impulsos reprimidos del inconsciente. The shining (1980), de Stanley Kubrick, se ha interpretado como una alegoría a la destrucción de los nativos americanos en Estados Unidos.

Para mí, es altamente satisfactorio descifrar estos mensajes y sentir que logré desentrañar un sentido más profundo de una película. Cuando me iniciaba como cinéfilo, debía apoyarme en textos de críticos y comentarios de Internet para lograrlo, pero con el tiempo uno desarrolla la capacidad para hacerlo solo. Al encontrar la clave del mensaje secreto, se establece un trato con el director. Es una sensación de comunicación directa, mediante un lenguaje especial que sólo nosotros entendemos, la sensación de que la película nos habla sólo a nosotros. Mucha gente reniega de las interpretaciones alegóricas, y afirman que la película “es lo que es” y no hay más. Pero no me importa: el director y yo nos entendemos.

A veces el significado oculto no es tan claro en películas que se prestan a interpretaciones múltiples. En estos casos cada espectador comprenderá algo diferente. Un ejemplo es 2001: A space odyssey (1968), del mismo Kubrick, Otto e mezzo (1963) de Fellini o también Taxi driver (1976) de Martin Scorsese. No existen interpretaciones fáciles para estas películas y el debate sobre su significado se ha prolongado durante años, ya que siempre ofrecen una faceta nueva. Esto es algo positivo, que logra que la película sea disfrutable una y otra vez, y provoque que nuestros engranajes mentales sigan funcionando.

Por eso aborrezco tanto Mother!: es una alegoría obvia, burda e inescapable. Esta película no está abierta a interpretación: tiene solo una y es sumamente simple. La trama trata sobre la madre tierra, representada por Jennifer Lawrence, e incorpora pasajes de la biblia para ilustrarnos que el ser humano está destruyendo el planeta. Punto. No hay más que sacarle: no es profunda, no está abierta y todo mundo puede verlo. No hay comunicación especial con el director, ni se trata de un juego de ingenio.

Si uno quiere leer esta cinta literalmente, es totalmente absurda: se trata de una pareja recién casada, él es poeta, ella ama de casa. De pronto llegan invitados inesperados, y al entrar en la casa observamos un carrusel de pasajes biblicos: la tentación del fruto prohibido, la expulsión del paraíso, caín y abel… La trama literal no nos dice absolutamente nada, y los personajes nunca actúan como seres humanos. En un momento, Jennifer Lawrence menciona explícitamente que quiere convertir la casa en su “paraíso”, y en la segunda mital que se preparará para el “apocalipsis”. Lo único que le faltaba era voltear a la cámara y hacernos un guiño.

¿De qué sirve una alegoría si es obvia? En realidad: de muy poco. ¿Por qué no contar la historia verdadera de manera directa? ¿Por qué no hacer una película sobre la biblia o sobre la naturaleza? Sería mucho más satisfactorio. Incluso los carteles de la película nos revelan el gran secreto de que Jennifer Lawrence es la virgen María. Escuchen cómo los fans de este filme enuncian las virtudes del mismo: que es “metafórica”, que tiene un significado oculto. Me han dicho, incluso, que no me gustó porque no la “entendí”. ¿Por qué nadie dice lo mismo de Robocop (1987) que es una alegoría a jesucristo? Porque no importa: la puedes disfrutar también como una simple y sencilla película de acción.

Para colmo, debido al fracaso comercial de este proyecto, el director ha tenido que salir a defenderlo. Esto se ha traducido en explicaciones extensas sobre el significado “oculto” en esta obra de arte, y el resultado es francamente penoso. A pesar de que hay críticos que la alaban y otros que la critican, creo que el veredicto se inclina hacia el fracaso. Este será un viacrucis que incluye flagelación y crucifixión, pero en el cual nadie resucitará después de tres días.

Seccion: 

¿Dónde adquirir "Sombreros Blancos"?

Varias personas me han preguntado dónde pueden comprar mi libro "Sombreros blancos: tres hackers programan un mundo mejor" y por fin puedo ofrecer algunas respuestas. Para las personas que se han interesado fuera del estado, e incluso para los bajacalifornianos, una de las opciones más sencillas es comprarlo en línea a través del portal de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), el cual creo también hace envíos a nivel nacional, a través del siguiente vínculo: https://libreriauabc.com/

Otra opción, para mexicalenses, es visitar directamente la editorial de la UABC, que está ubicada en Avenida Reforma #1375, justo a un lado de rectoría. En Ensenada, me comunican que próximamente el libro llegará a la librería Tecnilibros y en Tijuana está disponible en varias librerías, aunque no tengo el dato exacto de cuáles. En cuanto lo tenga a la mano lo comunicaré.

Por otra parte, aprovecho para anunciar la próxima presentación del libro, que es otra opción para adquirirlo, en mi alma mater, el Instituto Tecnológico de Mexicali. Sera el miércoles 11 de octubre de 2017, a las 11 a. m., como indica el cartel.

¡Nos vemos! Espero escribir por aquí más seguido pronto.

Seccion: 

Otra presentación de "Sombreros blancos" en Mexicali

Me invitaron a presentar mi libro en la Biblioteca Pública Central Estatal, en Mexicali. Es un poco apresurado el aviso, pero andaba ocupado y olvidé compartirlo. Supuestamente va enfocado a jóvenes, pero está abierto al público y es otra oportunidad para adquirir el libro, ya que varios me comentaron que se quedaron con las ganas.

Nos vemos mañana en la bilbioteca, a las 6 p. m.

Seccion: 

Páginas


Fatal error: Class CToolsCssCache contains 1 abstract method and must therefore be declared abstract or implement the remaining methods (DrupalCacheInterface::__construct) in /home3/hgomezc/public_html/www.badbit.org/sites/all/modules/ctools/includes/css-cache.inc on line 52