¿Cómo sería una distribución Linux para escritores?

Redactar en la computadora es una tarea difícil. Dicen muchos escritores, con justa razón, que no hay sustituto para el papel y lápiz. Concuerdo con ellos, pero es muy difícil hoy en día no hacerlo en la máquina, al menos la corrección de estilo. Normalmente uno debe consultar múltiples fuentes, aunque sea un diccionario, y la computadora es conveniente para ello.

La buena noticia es que las computadoras son mucho más que máquinas de escribir. Tienen herramientas pensadas en personas que deben sentarse frente a ellas para teclear. Y aún hay más: muchas de ellas son libres y gratuitas. ¿Por qué no aprovecharlas y hacer nuestras vidas más fáciles?

Desde hace tiempo he pensado en crear una distribución Linux para escritores. No es un trabajo fácil, ni uno que pudiera hacer solo, pero quiero poner aquí algunas ideas iniciales para explicar de qué se trata y por qué podría beneficiar a sus usuarios. De esta forma, si no lo inicio yo, alguien podría tomar la idea. Soñar no cuesta nada.

Una de las ventajas de Linux como sistema operativo es que es totalmente libre. Es decir, tenemos la libertad de utilizarlo cuando se nos antoje, sin miedo a que aparezca alguna ventana que nos incite a comprarlo, o que nos diga sutilmente que somos "víctimas de una falsificación de software".

Y esta misma libertad también aplica para modificar el programa y distribuirlo. Esto permite proyectos como el que estoy planteando aquí. El requisito es que esa nueva versión debe ofrecer las mismas libertades a todos los usuarios. Esto ha propiciado la creación de "distribuciones" de Linux, que no son más que compilados de programas que se incluyen con el sistema operativo.

Estas distribuciones cumplen diferentes objetivos. Por ejemplo, hay algunas enfocadas en los niños, de manera que al instalar ese sistema en la computadora, ya estarán listos muchos programas educativos y juegos que pueden ser de interés a un niño. Hay distribuciones para músicos, escuelas, cibercafés, científicos, restaurantes, programadores, diseñadores gráficos y un largo etcétera. Todas estas personalizadas para la tarea necesaria.

Por ejemplo, una distribución enfocada a diseñadores gráficos incluirá programas libres como Gimp, que es una alternativa a photoshop. Pero además incluirá algunos otros como Inkscape, que es similar a Adobe Illustrator y Corel Draw. De esta forma, los usuarios ya encontrarán todo lo que necesitan sin mover un dedo. Ya existió una distribución de Linux para escritores, de nombre GhostWriter, pero el creador abandonó el proyecto y ni siquiera está en línea en estos momentos. Por ello me parece una buena idea retomar algo similar.

Ahora, como mencioné, para ser escritor no es indispensable una computadora. Digo, a diferencia de otras artes como la fotografía, la plástica y el cine, donde normalmente requieres más equipo. Si se trata de proyectos complejos, con múltiples referencias y documentación, una computadora es la mejor amiga del escritor.

Cervantes, por ejemplo, incurrió en muchísimos errores en el Quijote por no verificar lo que había escrito páginas atrás. Es una imagen absurda, pero quizá con una computadora se le habría facilitado la corrección de su enorme texto. O quizá nunca lo habría escrito, nunca lo sabremos. Y, claro, si quieres ser un escritor como Bukowski creo que muchos de estos programas no te servirán de mucho.

Ahora, ¿qué programas debería contener una distribución Linux para escritores? Desde mi punto de vista, no deberían faltar estos:

LibreOffice

LibreOffice Writer

Esta es una aplicación que se incluye en la mayoría de las distribuciones para usuarios de escritorio. Se trata de una alternativa libre a Microsoft Office. Yo vengo utilizando esta suite de oficina desde hace más de diez años y estoy sumamente satisfecho. Quizá flaquea un poco en cuanto a diseño de plantillas y arte prediseñado, todo lo gráfico, pero en los demás es excelente. Requiere menos espacio en disco que la versión de Office y desde mi experiencia es sumamente rápida. Incluye un procesador de textos, hoja de cálculo, editor de presentaciones, base de datos y un programa para crear dibujos sencillos. No se puede pedir más, y es indispensable para cualquier escritor.

FocusWriter

FocusWriter

Una de las grandes desventajas de las computadoras es que son una gran fuente de distracción. Hay botones, iconos y avisos por todas partes. Sin contar que las redes sociales e Internet están a un clic de distancia. De esta forma, no es sorprendente que alguien que se siente a escribir termine perdiendo el tiempo en su correo electrónico o en cualquier otra cosa, menos en lo que le debe hacer.

Para eso existe este programa que se llama FocusWriter y que me fascina. Es simple: Bloquea todo en la pantalla y te deja sólo un recuadro para escribir. Después de iniciar a dar vuelo a la imaginación, es fácil olvidar el resto de las ventanas y distracciones. Se concentra uno en escribir, ni más ni menos. Lo recomiendo muchísimo, sobre todo a personas dispersas como yo.

CherryTree

Cherrytree

Uno de los retos de crear un buen texto es darle una buena estructura. Aunque es fácil crear borradores, bocetos y esquemas en papel, a veces la flexibilidad de mover información o copiarla hace que la computadora sea una alternativa superior.

Cherrytree es un software para crear bosquejos y organizar información. Su nombre se debe a que puede uno ordenar los datos en "racimos" o en forma de árbol, es decir, jerárquicamente. De esta forma es facilísimo crear índices tentativos u organizar datos a incluir en un texto. Hay otras alternativas, pero ésta ha sido la mejor desde mi punto de vista. Y lo mejor es que es totalmente libre.

Scribus

Scribus

Scribus es un software un tanto avanzado. Sirve para crear diseños de libros, folletos y demás material para imprimir. Es lo suficientemente complejo como para ser un competidor decente de alternativas como Adobe InDesign, y robusto como para ayudarnos a llevar nuestro trabajo a la imprenta. Con él puedes crear maquetas de libros y observar cómo quedará. No tengo mucha experiencia usándolo, pero quiero aprender todas sus funciones. Sin duda un software que puede ayudar a escritores y editores por igual.

LyX

LyX

LyX es una maravilla que me ha ayudado horrores en mi trabajo académico. Es un software que lamentablemente es poco usado en las humanidades, pero que auxilia a cualquier académico a acelerar la creación de sus textos.

Este software es una versión más visual e intuitiva de otro más complejo de nombre LaTeX y que existe desde los años setenta. Fue creado para crear documentos complejos para imprimir, sobre todo aquellos que incluían fórmulas matemáticas o de ciencias exactas. Por esto es muy utilizado en esos campos. Sin embargo, hace mucho más que eso: organiza las bibliografías, acomoda automáticamente las imágenes dentro de un texto de manera inteligente e incluso sabe muy bien cómo manejar el espaciado entre palabras y dividirlas con guiones.

El resultado final son documentos bellísimos, con tipografías impresionantes y calidad de impresión. Tan es así, que muchos libros se han impreso con este sistema. Su complejidad es casi interminable y sus posibilidades grandiosas. Eso si, es un poco complejo, pero lo recomiendo ampliamente a todo aquel que deba hacer trabajo académico. A mi me ha ayudado desde mi maestría hasta el día de hoy, y no puedo terminar de decirles todo el tiempo que me ha ahorrado.

Bibisco

Bibisco

Este software es inusual, pero muy útil para un escritor novel. Se trata de una especie de asesor y organizador para escritores de novelas. El software te hace preguntas y te ayuda a entramar la historia, desarrollar los personajes, definir capítulos y estructura. Puede no servir a todo mundo, mucho menos a escritores que se salen del molde tradicional de la novela, pero a algún principiante puede hacerle mucho bien.

Zotero

Zotero

Esta es otra joya dirigida a los académicos. Se trata de una base de datos de referencias bibliográficas. Es decir, cada que debamos incluir alguna referencia en nuestro texto, la introducimos a Zotero (incluso tiene opciones para que se haga automáticamente) y se quedará guardada para utilizarla cuantas veces necesitamos.

El programa puede insertar referencias en los estilos más importantes como APA, Chicago, Harvard y MLA, entre otros. Además, nos genera automáticamente la bibliografía. Aunque programas como Word y LibreOffice ya hacen esto, Zotero nos permite sincronizar las referencias con la nube para no perderlas y tenerlas en todos nuestros dispositivos. Además, también permite agregar notas y vincular con los archivos en PDF. Es todo un estuche de monerías que recomiendo a todos mis estudiantes. Lamentablemente pocos hacen caso de la recomendación.

Calibre

Calibre

Me gusta describir Calibre como el iTunes para libros. Aunque no me gusta para nada el software de Apple, es una buena comparación. Sirve para organizar, clasificar, buscar y convertir libros electrónicos. Soporta muchísimos formatos como PDF, ePub, Mobi, DJVU y otros. Con este programa puedes tener ordenadísima tu colección de libros electrónicos para que nunca pierdas uno más. Además, puede buscar los datos y las portadas en línea. Es un software que utilizo diario.

Además, es compatible con dispositivos como el Kindle o Kobo, para organizar los libros dentro de ellos. Me ha salvado la vida en múltiples ocasiones y no se le puede pedir más. Es un programa muy completo y que se actualiza con frecuencia.

Storybook

Storybook

Este es otro organizador para escritura de novelas, que contiene muchas categorías donde uno puede introducir información. Es una buena manera de manejar grandes cantidades de información para un texto largo y con muchos personajes.

Trelby

Trelby

Si lo tuyo es la escritura para cine, este el software a conseguir. Aunque hay alternativas comerciales, Trelby es totalmente libre y contiene muchas opciones interesantes para el guionista. Lamentablemente, no es un software demasiado desarrollado, y siento que le faltan algunas opciones interesantes. Aún así, es excelente.

Es verdaderamente lamentable el cambio que dio Celtx, que antes era la mejor opción para Linux, pero que ha descontinuado su versión para este sistema operativo.

Planner

Planner

Se trata de un software para administración de proyectos. Permite crear listas de tareas y diagramas Gantt. Si tienes un proyecto de libro o artículo que debes entregar en una fecha especificada, es una excelente opción para administrar tu tiempo y tareas por hacer.

Cmap Tools

Cmap Tools

Se trata de un programa para hacer mapas mentales. Esto puede ser útil para organizar ideas, hacer resúmenes de libros o artículos o en general para hacer una lluvia de ideas. De todos los programas que he utilizado, este es el mejor y más fácil de usar, aunque no es perfecto.

Para cerrar

Estos programas están disponibles en la mayoría de las distribuciones Linux, especialmente en las basadas en Debian o Ubuntu. Cada vez que formateo mi computadora me doy a la tarea de instalarlas. Pero sería mucho más fácil para mi, y muchos otros, el que se encontraran disponibles desde el principio. Algunas no son tan sencillas de instalar, como Zotero, LyX y Bibisco.

Cabe destacar que no incluí "apps" (no me gusta ese término) de Android o iOS, ni herramientas comerciales como Endnote o Scrivener.

En fin, dejo aquí mis ideas y cierro con alguna pregunta: ¿Utilizan ustedes alguna otra herramienta que no he considerado? ¿Alguien está interesado en este proyecto? Me pueden contactar en mi Twitter: @badbit_org.

Seccion: 

Fatal error: Class CToolsCssCache contains 1 abstract method and must therefore be declared abstract or implement the remaining methods (DrupalCacheInterface::__construct) in /home3/hgomezc/public_html/www.badbit.org/sites/all/modules/ctools/includes/css-cache.inc on line 52