The Joker

Imaginen que le damos una elección a Heath Ledger: Puedes interpretar al Joker y morir, o no interpretarlo y vivir. ¿Qué hubiera respondido?

El actor murió poco antes de que The Dark Knight (2008) se estrenara. Esto ayudó al gran escándalo que se hizo después. La película fue un blockbuster apabullante. Los pósters estaban en todas partes, las salas repletas. No se hablaba de otra cosa más que del Joker y la muerte de Heath Ledger. El actor ganó incluso un Óscar póstumo, una situación inusual, de por sí, pero inaudita para un personaje sacado de un cómic. Aunque existen buenas interpretaciones de superhéroes y villanos, con el Joker se les abrió la puerta al cine de "altos vuelos".

Creo que el personaje no sólo es una interpretación muy lograda, es también uno de los mejores villanos en la historia del cine. La idea de un maniático megainteligente que se pinta el rostro de payaso es ya de por sí aterradora, ahora súmenle lo psicópata. El Joker tiene todas las características de un psicópata según el DSM IV. Tiene poca consideración hacia su persona o hacia los demás. Es osado al grado de la insentatez, incluso otros criminales se lo dicen. Todos actúan desconcertados frente al Joker, parecen no entender sus motivaciones. No saben por qué que busca y qué lo mueve. Cambia de parecer de un momento a otro y su comportamiento es aleatorio. Pero si lo pensamos como un psicópata, su forma de ser cobra sentido.

Con todo su caos y locura, el Joker es la antítesis perfecta de Batman, un personaje tan sombrío como poco expresivo. Mientras el Joker es extrovertido (las palabras le salen sin pensarlas demasiado), Batman gruñe unas cuantas frases durante la película, nunca con una visión personal, siempre citando valores y principios socialmente aceptados. Los colores de sus trajes son totalmente opuestos. El Joker quiere destruir y cambiar todo, Batman lucha con todas sus fuerzas para que las cosas se queden como están. Desde este punto de vista, el conflicto nos recuerda al de The Terminator. Ambos representan visiones encontradas del mundo. Yo pondría al Joker a un lado de Hannibal Lecter, Darth Vader, o HAL 9000. Villanos inolvidables.

Con todo esto: Ledger está muerto y no podrá hacer más películas. Nos entregó una interpretación majestuosa y dejó el escenario prematuramente. Legó a donde la mayoría de los actores nunca llega: consiguió una imagen inmortal. Ahora, ¿preferiría seguir vivo y no haber logrado nada de eso? A otros actores podríamos preguntarles también: ¿Prefieres esa actuación inolvidable y desaparecer del mapa o seguir vivo y saber que nunca la lograrás?

Quizá, si le hubieran dado a elegir a Heath Ledger, hubiera sucedido exactamente lo mismo.

Seccion: 

Fatal error: Class CToolsCssCache contains 1 abstract method and must therefore be declared abstract or implement the remaining methods (DrupalCacheInterface::__construct) in /home3/hgomezc/public_html/www.badbit.org/sites/all/modules/ctools/includes/css-cache.inc on line 52