Blog

Gravity (2013) (Spoilers)

La última película de Alfonso Cuarón es una buena montaña rusa: Te estruja, te lleva a grandes alturas para dejarte caer de golpe, un paseo a toda velocidad que nunca se detiene. Al final de la película, cuando sales de la sala, sientes que debes readaptarte a la gravedad del planeta. La he visto dos veces en 3D, y en ambas ocasiones sentí que la cabeza me dio vueltas (esto es un halago). Gravity, junto a 2001: A space odissey (1968) son las dos cintas más fieles en cuanto a representación del espacio en el cine. Ambas son toda una experiencia. Sin embargo, Gravity está lejos de ser perfecta.

La trama es extremadamente simple: Durante reparaciones a un telescopio a 600 kilómetros sobre la superficie terrestre, dos astronautas son expulsados al espacio cuando los restos de un satélite impactan contra su transbordador. El resto de la película es la historia de su supervivencia.

La verdadera estrella de la película es la microgravedad. Prácticamente todas las escenas ocurren en el espacio, todos los objetos flotan libremente. El fondo son las estrellas en un manto negro, o lo azul del planeta con todas sus nubes. Algunos objetos son visibles: Estaciones espaciales y el transbordador en cuestión. La cámara se mueve como si fuera un astronauta más, sigue la acción, viaja entre los objetos, se coloca en los ángulos más extraños. Notablemente, uno nunca está desorientado, visualmente es bastante clara.

En cuanto al sonido: También es excepcional. Las tomas que ocurren en el espacio no tienen más sonido que el que ocurre dentro del casco de los astronautas. Cuando entran en una estación espacial o nave, solo escuchamos lo que ocurre dentro. Desde este punto de vista, el sonido es bastante consistente lo que ocurriría en la realidad. La música es efectiva, no tan convencional y no es demasiado entrometida. Los mayores logros de Gravity son sin duda en el terreno visual y auditivo. Quizá ustedes hayan leído ya muchas alabanzas al respecto. Alfonso Cuarón ya había demostrado su destreza en películas como Children of men (2006) o Harry Potter and the prisioner of Azkaban (2004), y en esta última películas utilizó todos los trucos de su libro, y unos cuantos más.

Pero hay varias cosas que no me dejan ser totalmente entusiasta con respecto a esta película. Yo he defendido el trabajo de este director a capa y espada. Me parece que Y tu mamá también (2001) es una de las mejores películas mexicanas. Creo que su versión de Harry Potter es la mejor de la serie. Creo que Children of men es simplemente genial. Pero creo que Gravity tiene serios problemas. Huecos que creo que deslucen todo el resto del trabajo, los efectos especiales y lo increíble del montaje audiovisual. Iniciemos con los spoilers, si no la has visto y no te quieres enterar de puntos cruciales de la trama, te recomiendo que no sigas leyendo.

Primero: El elenco. ¿Soy el único a quien le parecen poco adecuados George Clooney y Sandra Bullock como los protagonistas? Según lo que entendí del libreto, la doctora Ryan Stone se encontraba en una etapa depresiva de su vida, sin rumbo. De ahí la metáfora a la desconexión, o vivir en una burbuja, que nos plantea la película. Pero Sandra Bullock es Miss Simpatía, la optimista y simpática de las películas. El drama se habría incrementado de haber contado con una actriz que reflejara la negrura de su conflicto interno, cuyo verdadero enemigo fuera ella misma. Alguien que tuviera que salir de la depresión para sobrevivir.

George Clooney actuó el estereotípico macho guapo, encantador que siempre sabe qué hacer. ¿No está ese estereotipo demasiado desgastado? Para añadir insulto a la herida, la doctora Stone es una estúpida que actúa gritando en pánico ante todas las situaciones y nunca sabe que hacer. Es médica y deben explicarle qué sucederá cuando se le agote el oxígeno. Cuando está a punto de darse por vencida, debe aparecer el macho a decirle cómo salvarse. Si se salvó, fue solo porque siguió al pie de la letra las instrucciones del galán que sabe qué hacer, incluso desde el más allá. ¿Es mucho pedir que el personaje principal tenga alguna idea propia? ¿No pudo haberse salvado por su propio ingenio y no por seguir instrucciones de otro? Esto me parece un cliché de la más baja ralea, uno que ya no tiene lugar en 2013.

Tomemos como ejemplo a otra gran película de ficción científica: Alien (1979). En un inicio, el personaje principal parece ser el macho, pero muere precisamente por eso. Ripley, la verdadera heroína, debe enfrentarse a una creatura desconocida utilizando como recurso únicamente su fuerza e inteligencia. Esto no solo es más interesante, también está fuera del estereotipo. ¿No hubiera mejorado Gravity con un personaje fuerte, inteligente e ingenioso?

Por otra parte, los obstáculos fueron demasiados. Es verdad que una película, para tener buena tensión dramática, debe presentar dificultades a los personajes. Pero cuando superan todo sin un rasguño, la tensión se evapora inmediatamente. Cuando la doctora Stone llega a la Tierra, su cápsula se inunda con agua. Cuando logra salir e intenta nadar a la superficie, el traje la detiene. Luego parece se atorará en unas algas marinas. En ese punto ya estamos esperando que le caiga un yunque en la cabeza. Pase lo que pase, sabemos que se salvará.

Aún así, estos estereotipos fácilmente podrían ser evitados con algunos cambios cosméticos al libreto. Además, creo también que los personajes carecen de profundidad. No sabemos casi nada de sus vidas, más que unas cuantas pinceladas burdas. Tampoco son los grandes amigos entrañables, son compañeros de trabajo en su primera misión juntos. ¿Dónde está el riesgo? ¿Dónde está la tensión humana? En este aspecto, esta película nos sale debiendo.

El efecto de ver esta película es similar al de Avatar (2009): Los efectos especiales, el 3D y la tecnología son impresionantes, pero en el aspecto humano se queda corta. Es una versión modernizada de Pocahontas. En cuestión de trama, Gravity es una película de ciencia ficción cincuentera, con todos sus estereotipos, pero con efectos visuales increíbles.

Seccion: 

La República de Baja California

Si viven ustedes en Baja California, quizá ya le dieron like a la página de Facebook que se llama "República de Baja California". El objetivo de este grupo es organizar a los pobladores para independizar a la península del resto del país y vivir felices para siempre. Suena bien, pero bien bonito, ¿a poco no?

Al resto del país la noticia le suena un tanto simpática y hasta ingenua, pero no es noticia para los bajacalifornianos. Desde que yo iba en la primaria, ya escuchaba esas ideas en clase: Que somos súper-prósperos y geniales, y que el resto del país es un lastre que succiona nuestros recursos. Este sentimiento es particularmente fuerte en las ciudades fronterizas, donde creemos que si el resto de México estallara, nosotros todavía podríamos sobrevivir comprando en San Diego o Caléxico. Además, el estándar de vida en Baja California es bastante alto, la densidad de población es baja y no hay tanta inestabilidad social. Para el bajacaliforniano, la independencia es un paso lógico.

La historia del estado parece confirmarlo. Estados Unidos estuvo interesado comprar el estado poco tiempo después del tratado de Guadalupe-Hidalgo, donde México perdió casi la mitad de su territorio. Ya para la revolución mexicana, grupos de filibusteros del Partido Liberal Mexicano pretendían tomar la península y crear una nación independiente. Ahorita no tengo frescos estos datos, pero recuerdo haber leído en un libro de historia de Baja California que el estado fue independiente durante aproximadamente tres días, y una bandera nueva ondeó durante ese tiempo en Ensenada. Pero no tengo este dato confirmado, así que no me crean mucho. (De hecho, no me crean mucho en nada de lo que escriba).

Baja California se convirtió en estado hasta 1952. Geográficamente se encuentra muy retirado del resto de la república. Esto provoca una sensación de aislamiento del país, y cercanía a un país extranjero. Yo recuerdo que mis libros de texto de la primaria estaban muy alejados culturalmente de mi realidad, como gran parte de la programación de la televisión. Y por cierto, vi las caricaturas en inglés porque nos llegaba la señal de los canales gringos.

En fin, es posible que este nuevo sentimiento separatista se haya avivado gracias al gobierno de Peña Nieto, uno de los peores en la historia. Otra de sus estúpidas decisiones es el aumento del IVA en la región fronteriza. Esto afecta el comercio regional porque comprar del otro lado de la frontera se hace más atractivo. Por supuesto, el gobierno centralista de este país no ayuda: Toman decisiones que reflejan el desconocimiento de la situación de los estados del norte. Esto aumenta la sensación de diferencia y no pertenencia al resto de la república.

En el nuevo grupo de Facebook ya se diseñó una bandera para este nuevo país. También las nuevas monedas, que ya se definió que equivaldrían a un dólar estadounidense (aunque no nos han aclarado cómo piensan hacerlo). Yo digo que en cualquier momento subirán la nueva constitución y un nuevo himno nacional. Las encuestas que han hecho en línea indican que hasta el 80% de los encuestados estarían de acuerdo con una independencia.

Como sueño guajiro suena rebonito. Pero cuando lo piensas más de cinco minutos, este movimiento más bien arece la rabieta de un niño de 13 años que se quiere ir de su casa porque no aguanta a sus papás. Hay miles de asuntos sin responder: ¿Y el petróleo? ¿Y las instituciones federales? ¿Y la infraestructura? ¿Y el gobierno? ¿Creen que firmarán un papel y nos dirán: "que les vaya bien"? Si nos separamos, no será diplomáticamente ni con amabilidad. Oh, no, señores. Así que tomen su fusil y a defender la nueva patria.

Así como el niño se quiere ir de con sus papis, nosotros, si queremos ser independientes verdaderamente, tendríamos que enfrentarnos a una realidad muy difícil. Ser autosuficientes, organizarnos para perder el cobijo del gobierno federal, tener una economía sustentable, recursos alimenticios, energéticos, educativos y un largo etcétera.

¿Me gustaría ser independiente? Nada me agradaría más. Lamentablemente todavía nos falta bastante para llegar a la mayoría de edad. Además, yo no les veo a nuestros papás la menor intención de dejarnos ir.

Seccion: 

Gladiator (1986)

Los jovencillos actuales no saben la emoción que causaba entrar a un arcade hace veinte años. Era un orgasmo visual y auditivo, lleno de pixeles de colores, animación cuadriculada y sonidos de ocho bits. Era como entrar a Narnia (para que me entiendan los morros, pues). A veces los supermercados tenían algunas maquinitas justo en la entrada, como para que los niños se entretuvieran un rato mientras sus papás hacían las compras. Y gastaran más dinero, claro está. Estos tiempos están perdidos... No está cool hablar como viejito en mecedora, pero las cosas cambian tan rápido en el ámbito de las computadoras que así se siente uno en tan solo veintitantos años. Tengo muchas experiencias y recuerdos qué compartir al respecto, pero hoy escribiré solo de una.

Con cinco y seis años cumplidos, me era muy difícil recordar el nombre de la mayoría de las maquinitas que jugaba. Algunos nombres eran obvios y memorables, como Donkey Kong o Pac-Man, pero otros parecían palabras extraterrestres: Zaxxon, Xenophobe o Rygar. Cuando crecí y quería platicar con amigos sobre esos juegos, tenía que describirlos con el mayor detalle posible para que los identificaran: "Era uno de un caballero que iba matando gente con una espada, y se veía de lado y te salían gnomos...", etc. Normalmente la otra persona escuchaba un rato con la vista en el cielo, intentando recordar, hasta que exclamaba: "¡Ah, si! Era uno en donde primero iniciabas en un bosque, y luego en las rocas y luego tenías que subir por una cuerda..." Se lograba la identificación y la plática continuaba, recordando buenos momentos en lugares como lavanderías, supermercados o la tiendita de la esquina, perdiendo monedas gigantes de cien y quinientos pesos.

En este tipo de pláticas logré identificar una gran cantidad de juegos de mi infancia. Pero otros fueron mucho más difíciles. Recuerdo que batallé mucho para ubicar a Rygar y Haunted Castle, que posteriormente me enteraría era una versión de Castlevania para arcade. Pero poco a poco todos los juegos fueron saliendo a la luz y con Wikipedia a la mano conocí mucho de su historia y algunos datos que no tenía forma de saber en los ochenta, cuando no existía Internet. Las únicas fuentes de información eran los rumores y las pocas revistas que existían al respecto. Qué tiempos tan deprimentes, ahora que lo pienso... Ahora incluso esos videojuegos se pueden ejecutar en mi propia computadora o hasta en el celular con algunos emuladores. Lamentablemente estoy tan viejo que no es tan divertido como antes. Los problemas de vivir en la época equivocada.

Pero había un juego que yo recordaba pero nadie identificaba. Eras una especie de guerrero con armadura, espada y escudo. Era un side-scroller. Tenías la posibilidad de subir y bajar tu escudo para bloquear ataques, pero si recibía mucho daño tenías posibilidad de perderlo. Si no te cubrías algún golpe, y te daba en la armadura, perdías esa pieza y tu piel quedaba expuesta. Un solo golpe en tu piel desnuda significaba la muerte. Recuerdo bien que había algunas guerreras, y si las golpeabas "apropiadamente" podías exponer sus senos. Totalmente pixelizados, pero a unos niños morbosos de los ochenta no les importaba, al final de cuentas eran senos. Yo recuerdo que las gráficas se veían sumamente realistas, los personajes me parecían enormes en la pantalla. Claro, estamos hablando de una época en donde los monitos que aparecían en el juego tenían el tamaño del Pac-Man.

Nadie sabía darme razón del juego. Décadas pasaron y no tenía una sola noticia sobre él. Me parecía increíble que siendo tan bueno, según yo, nadie lo recordara. Busqué en foros, YouTube, Wikipedia... Nada. Hasta hace unos meses encontré un arcade muy viejito, de esos que tienen como quinientos juegos en uno, y vi uno que se llama Blandia. Era de pelea, con caballeros con armadura, y las gráficas eran sospechosamente parecidas. ¿Podría ser? Era muy parecido, y la memoria después de veintitantos años falla. Anoté el nombre, busqué en Wikipedia cuando llegué a mi casa, y voilá! No era el juego que estaba buscando.

Pero bueno, ¡era su secuela! Descubrí que el juego misterioso que nadie recuerda se llama Gladiator, y es de 1986. El descubrimiento me ha dado tanto gusto, que vine a publicarlo acá, aunque ya casi ni publico en mi blog. Les dejo un video de reseña sobre el juego, donde pueden ver algo de lo que les estaba hablando. En verdad, no se mira como gran cosa actualmente, pero en su tiempo era apantallante. Sentía que los personajes estaban casi vivos.

Ahora me falta encontrar otro, uno en donde otro tipo con armadura va matando gente con una espada y un escudo. Pero en esta ocasión va en una ciudad, parece un futuro post-apocalíptico. Te sale gente de la alcantarilla, y unos enemigos con casco y mazos con picos. ¿Alguien lo recuerda?

Seccion: 

Hipervigilancia

Debido a frecuentes robos de laptops, iPods y iPads, me pidieron instalar cámaras de seguridad en mi trabajo. También para estar a la moda de la sociedad hipervigilada, supongo yo. Con estas noticias de que Obama y la NSA andan revisando conversaciones telefónicas y comunicaciones por Internet, no es descabellado pensar en cámaras de seguridad por todas partes a lo Orwell.

El sistema de cámaras causó revuelo en la escuela, como era de esperarse. Sobre todo por la escasa vigilancia que normalmente existía antes. No hay prefectos ni guardias. De pronto aparecieron cuatro ojos vigilantes en el cielo que prometían poner fin a los robos en la comunidad.

Dentro del laboratorio de cómputo, soy el privilegiado que tiene acceso a las imágenes de las cámaras. Conecté el dispositivo de grabación a un monitor de computadora y observo con frecuencia. No es necesario que lo haga, todo lo que ocurra en un periodo de dos semanas queda grabado. Lo curioso es que me gusta mucho ver. Descubrí que es mucho más interesante ver a la gente a través de una cámara que asomarme por la ventana a ver exactamente lo mismo.

Los alumnos que me ven observando las cámaras normalmente exclaman: «¡Qué miedo!» al caer en cuenta de que han sido observados sin siquiera darse cuenta. Pero pronto ellos también se quedan embobados en la pantalla. Dicen: «¡Mira! Ahí va fulanito!» y comienzan a reír sin motivo alguno. Luego llegan otros estudiantes y también se quedan pegados a las imágenes cotidianas de nada en particular. Entre ellos comentan lo extrañamente divertido que es ver a través de las cámaras. Descubren lo mismo que yo: Ser voyeurista es extrañamente placentero.

Quizá esta sensación se incrementa por las condiciones en las que vivimos hoy día. Las redes sociales no son algo tan diferente: Una posibilidad de espiar en la vida de los demás, en gran parte sin ser vistos.

No ha sucedido ningún robo desde que se colocaron las cámaras, solo extravíos en donde las cámaras no han sido de mucha utilidad. Sin embargo, creo que también ha sucedido algo interesante: La excesiva confianza en este sistema de seguridad ha provocado que la tensión se haya relajado cuando en realidad las posibilidades de robo son exactamente las mismas. Estoy esperando todavía el momento en cuando algo desaparezca y las cámaras no nos ayuden de nada. Sucederá tarde o temprano.

Me pregunto cuál será la reacción: ¿Querrán poner más cámaras o buscarán que haya vigilantes humanos?

No sé la respuesta, pero me da miedo saber cuál es la más fácil y entretenida.

Seccion: 

V Tiempo de literatura

Si todo sale bien, este viernes compartiré algunos de mis nuevos cuentos en el evento "Tiempo de literatura". Este es un encuentro literario que se realiza en Mexicali desde hace cinco años y lo organiza Elma Correa. No participo desde la primera edición. Andaba en el limbo académico, literario y en cuanto limbo puedan ustedes imaginar. Creo que ya es hora de reintegrarme a la civilización literaria.

Participarán muchas personalidades de la ciudad y de fuera. Quizá yo ya sea considerado "de fuera", no lo sé. Lo que si sé es que tengo muchas ganas de leer en público de nuevo. No he publicado mucho desde hace tiempo y quiero una oportunidad de compartir mis escritos. Mi mesa de lectura será en el COBACH plantel Mexicali, en el teatro a las 12 PM de este viernes 27 de septiembre.

Participarán muchas otras personas y habrá talleres. Anexo el programa completo en PDF. Nos vemos por allá.

Seccion: 

The Joker

Imaginen que le damos una elección a Heath Ledger: Puedes interpretar al Joker y morir, o no interpretarlo y vivir. ¿Qué hubiera respondido?

El actor murió poco antes de que The Dark Knight (2008) se estrenara. Esto ayudó al gran escándalo que se hizo después. La película fue un blockbuster apabullante. Los pósters estaban en todas partes, las salas repletas. No se hablaba de otra cosa más que del Joker y la muerte de Heath Ledger. El actor ganó incluso un Óscar póstumo, una situación inusual, de por sí, pero inaudita para un personaje sacado de un cómic. Aunque existen buenas interpretaciones de superhéroes y villanos, con el Joker se les abrió la puerta al cine de "altos vuelos".

Creo que el personaje no sólo es una interpretación muy lograda, es también uno de los mejores villanos en la historia del cine. La idea de un maniático megainteligente que se pinta el rostro de payaso es ya de por sí aterradora, ahora súmenle lo psicópata. El Joker tiene todas las características de un psicópata según el DSM IV. Tiene poca consideración hacia su persona o hacia los demás. Es osado al grado de la insentatez, incluso otros criminales se lo dicen. Todos actúan desconcertados frente al Joker, parecen no entender sus motivaciones. No saben por qué que busca y qué lo mueve. Cambia de parecer de un momento a otro y su comportamiento es aleatorio. Pero si lo pensamos como un psicópata, su forma de ser cobra sentido.

Con todo su caos y locura, el Joker es la antítesis perfecta de Batman, un personaje tan sombrío como poco expresivo. Mientras el Joker es extrovertido (las palabras le salen sin pensarlas demasiado), Batman gruñe unas cuantas frases durante la película, nunca con una visión personal, siempre citando valores y principios socialmente aceptados. Los colores de sus trajes son totalmente opuestos. El Joker quiere destruir y cambiar todo, Batman lucha con todas sus fuerzas para que las cosas se queden como están. Desde este punto de vista, el conflicto nos recuerda al de The Terminator. Ambos representan visiones encontradas del mundo. Yo pondría al Joker a un lado de Hannibal Lecter, Darth Vader, o HAL 9000. Villanos inolvidables.

Con todo esto: Ledger está muerto y no podrá hacer más películas. Nos entregó una interpretación majestuosa y dejó el escenario prematuramente. Legó a donde la mayoría de los actores nunca llega: consiguió una imagen inmortal. Ahora, ¿preferiría seguir vivo y no haber logrado nada de eso? A otros actores podríamos preguntarles también: ¿Prefieres esa actuación inolvidable y desaparecer del mapa o seguir vivo y saber que nunca la lograrás?

Quizá, si le hubieran dado a elegir a Heath Ledger, hubiera sucedido exactamente lo mismo.

Seccion: 

Horizonte de sucesos

La vida es difícil cuando guardas un hoyo negro dentro de ti. Es un pequeño y sucio secreto que intentas mantener oculto. Los sentimientos orbitan en torno a tu centro de gravedad, dan dos o tres vueltas para desaparecer por siempre succionados, pulverizados por el horizonte de sucesos. Y queda espacio para que las garras de tu vacío se estiren para atrapar lo que puedan, devoren todo aquello que parezca emotivo. Siempre queda espacio, llenarlo sólo lo agranda.

Otra persona sin este vacío se acerca de cuando en cuando. Te observa de lejos y, como planta carnívora, tu vórtice vestirá sus mejores galas. Lucirá apetitoso, acogedor. Al inicio es divertido alimentarlo.

Por eso te lo advierto desde ahora: estás a prudente distancia. Retírate de ser posible. Yo estiro mis manos, presento mi piel agradable al tacto. Te ofrezco mis sensuales labios abiertos, mis ojos chispeantes. Deséame un poco más, acércate centímetro a centímetro. Casi puedo rozarte. Esta agonía me exige tenerte.

Te lo advierto de nuevo: dentro de mí existe un abismo. Observas un túnel infinito, una cascada sin fondo. Si cruzas esta línea, entrarás al punto sin retorno. Desde dentro hacia afuera verás cada vez menos. Luego, nada.

Por favor, da un paso adelante. Tengo el pecho descubierto, ¿qué esperas?

Seccion: 

Arruinando el cine un poco más

Acabo de revisar, y con decepción he verificado que todas las pantallas de cine en Ensenada son de proyección digital. Esto significa que ya no hay celuloide involucrado en las películas que veo en Cinépolis. No quiero sonar muy snob, pero esto es terrible. No sé ustedes, pero cada vez que voy al cine veo los tremendos pixeles del proyector, sobre todo en los subtítulos. Es casi como si pusiera un proyector en mi propia casa. Discúlpenme, pero con lo que cobran los cines hoy en día, esto no es aceptable.

"Pero BadBit, ese es el futuro, blah, blah". Yo sé que para los cines es inmensamente conveniente: Ya no deben transportar rollos de celuloide por el país. Ahora pueden transmitir las películas a través de líneas de Internet de alta velocidad. Además, ya no se deterioran con el uso, ya no habrá rayones ni basura en las proyecciones. No tengo nada en contra de eso, si nos entregaran un servicio con calidad equivalente. ¡Pero no! Mejor me quedo en mi casa viendo películas en calidad 1080p, que tienen pixeles casi igual de grandes.

Pero bueno, habla el anciano que hay dentro de mi. No estoy con los nuevos tiempos.

Seccion: 

Feliz cumpleaños, Mr. Kubrick

Hoy cumpliría años mi director de cine favorito: Stanley Kubrick. Murió en 1999, dándole los toques finales a su película Eyes Wide Shut (1999). Suena a cliché, pero su muerte dejó un enorme vacío y muchas promesas incumplidas. Su filmografía, como la obra de muchos artistas, es enorme pero siempre se siente incompleta. Lo cual es buena señal: Un artista que trabajó hasta sus últimos días. No terminó Inteligencia Artificial y heredó el proyecto a Steven Spielberg. El resultado es una película que con dificultad alguien recuerda. Tampoco terminó Napoleón, un proyecto accidentado en el cual trabajaba desde los años setenta. Dejó muchísimas notas, fotografías, investigación, el libreto... Pero ni un solo minuto de grabación. No recuerdo dónde leí que alguien filmaría la película basándose en sus notas, pero yo espero un fiasco.

Extrañamente, Kubrick era un director extrañamente aislado. Rara vez daba entrevistas, no se dejaba fotografiar, no acudía a los óscares, no salía en televisión... Mucha gente ni siquiera sabía como era su rostro. Su esposa cuenta cuando lo buscaban en su propia casa, a veces él abría la puerta y les decía que Stanley Kubrick no se encontraba disponible. Su anonimato le permitía salirse con la suya.

Tampoco estrenaba películas muy seguido. La última fue en 1999, la anterior en 1989, la anterior en 1980, y así... Aunque en su primera etapa era más prolífico, frenó su producción en sus últimas décadas. Cada película se ve perfectamente cuidada en el más mínimo detalle. Cada palabra, cada gesto de los actores, se siente perfectamente colocado. Por eso su obra es tan consistente. Yo me preguntaba qué hacía durante todos esos años que no sacaba películas. La duda se me despejó cuando vi una entrevista con su asistente, Leon Vitali, quien dijo que él mismo y su gente se encargaban de todas las ediciones en VHS, estrenos en diferentes partes del mundo, doblajes, subtítulos, etc. Eso lo mantenía ocupado casi siempre, ya que los estrenos, ediciones y eventos eran constantes. No sólo era el director de esas películas, también las vigilaba constantemente.

Su muerte ya se resiente. No puedo pensar en un director actual que tenga su nivel de maestría y cuidado. Las ediciones en BluRay de sus películas ya se toman algunas libertades que él nunca permitió en vida. Por ejemplo, las películas están cortadas para ajustarse a un formato de 16:9, cuando él las filmó en 4:3 y así aparecen en los DVDs. Les incluyen documentales y entrevistas extra que no fueron incluídas en VHS o DVD porque él no lo permitió.

Como nunca habló mucho de su obra, las interpretaciones abundan. Kubrick nos dejó enigmas, misterios, símbolos... Películas que podemos ver cien veces y encontrarles algo nuevo cada vez. Pero así es la vida. Artistas viejos mueren, artistas nuevos llegan... El problema es que creo que no ha llegado nadie.

Mis películas favoritas de él: 2001: A space odissey (1968), Barry Lyndon (1975), Eyes wide shut (1999).

Seccion: 

Pacific Rim (2013)

Esta es la mejor película de puñetazos entre monstruos contra robots gigantes. Lamentablemente, no es decir mucho. ¿Contra qué podemos compararla? Al verla pensé en los Power Rangers, en varias películas de Gozilla y en algunas series de anime como Voltron, Mazinger Z y Robotech. Así que, de entrada, ser la mejor de esas no es un gran mérito.

La trama es la siguiente: Como en War of the worlds (2005), extraterrestres asesinos surgen del subsuelo. Específicamente salen de una falla tectónica en el océano pacífico. Como en Godzilla (1998) y Cloverfield (2008), son monstruos gigantes cuyo objetivo es destruir las ciudades más grandes de la costa. La humanidad, para protegerse de esta amenaza, construyó robots controlados por humanos como en Mazinger Z. Cada que surge un monstruo, se lanza uno de estos robots, llamados Jaegers, a defender la ciudad. Mediante puñetazos, llaves, lanzamientos y demás, se derrota al gigantesco monstruo y la ciudad está segura de nuevo. Claro, no sin antes destruir la mitad de sus edificios.

¿Qué sucede en la película entre pleito y pleito? Unas figuras de cartón repiten parlamentos sacados de otras películas, principalmente de Independence day (1996). El plan de los extraterrestres es el mismo en ambas películas, incluso la manera en que los humanos se enteran es igual (un vínculo telepático). El plan para que la humanidad gane es también el mismo, y se ejecuta casi de manera idéntica. (Si sienten que esto es un spoiler, no me culpen a mi, culpen a las Guillermo del Toro). Hay varias figuras de cartón que también fueron sacadas de esa película, incluyendo el científico que está emocionado por los extraterrestres a pesar de que están a punto de destruir el planeta. Alguien muy serio tiene que recordarle que no es cosa de chiste, y que guarde respeto por las víctimas de tan tremenda amenaza.

A pesar de todas las quejas que podría tener sobre la película, y son muchas, hay algo que me molestó en particular. No creo que vaya a ser mencionado en otras reseñas, así que lo pongo aquí: Me estresó mucho que golpearan a los monstruos. Va a sonar raro, pero al final de cuentas esos monstruos son seres vivos, sienten dolor. Los robots son viles pedazos de fierro. Además: ¿Por qué todas las películas asumen sin cuestionar que nosotros somos mejores que ellos? ¿Qué nos da ese derecho intergaláctico de matar a todo lo que sea una amenaza para nosotros e incluso aquello que no es una amenaza? Algunas películas tienen un asomo de conciencia y parecen cuestionarlo, como Starship troopers (1997), pero la gran mayoría da por hecho que merecemos vivir y los extraterrestres morir. Estos extraterrestres son seres vivos que surgieron por evolución como nosotros, ¿de verdad fue un gran logro destruirlos? Me fue muy difícil empatizar con los humanos en esta película, de cierta manera quería que los monstruos ganaran.

Hay miles de cosas mal con esta película: El diseño de los robots es ridículo e ineficiente, la japonesa que sale como supuestamente buena peleadora tiene un cuerpo que indica que ni ejercicio hace, el desarrollo de los personajes es nulo, las actuaciones blandas y nada memorables. En fin...

Quisiera saber dónde está el director de El laberinto del fauno. Se le extraña.

Seccion: 

Páginas


Fatal error: Class CToolsCssCache contains 1 abstract method and must therefore be declared abstract or implement the remaining methods (DrupalCacheInterface::__construct) in /home3/hgomezc/public_html/www.badbit.org/sites/all/modules/ctools/includes/css-cache.inc on line 52